Padre maestro y amigo


Si el supremo creador te da un hijo, ¡tiembla!, por el sagrado depósito que te confiere.

Haz que ese hijo: hasta los diez años, te admire; hasta los veinte años te ame; y hasta la muerte, te respete.

Sé para tu hijo hasta los diez años, su padre; hasta los veinte años, su maestro; y hasta la muerte, su amigo.

Anonimo



No hay comentarios :

Publicar un comentario